Principales tipos de fraude digital y cómo evitarlos

Lastimosamente a medida que ha avanzado la tecnología y la forma en las que esta facilita la vida de la humanidad, evolucionan también las tácticas de los delincuentes para hacerse con lo que nos les pertenece. Sin embargo, el temor no puede predominar y hacernos quedar en la edad de piedra en cuanto a transacciones digitales, para eso cuentas con Pagadito y sus múltiples canales de pago seguro en línea, además del contenido que te traemos hoy para que estés siempre atento a un posible fraude y así disminuyan las posibilidades de que te suceda.

Cómo mencionamos los ciber-delincuentes han desarrollado diversas tácticas para poder hacerse de manera ilegal con los datos financieros y el dinero de los usuarios digitales, así que hoy veremos las tres modalidades más comunes que utilizan:  Phishing, vishing y smishing.

¿Qué es phishing?

Phishing, es en esencia, un juego de palabras que se adaptó de la palabra en inglés fishing (Pesca), donde lo que se busca es que un usuario incauto “muerda el anzuelo” para así los delincuentes “pescar”, de manera fraudulenta, información personal, financiera y datos de tarjetas de crédito y contraseñas bancarias de dichos usuarios. El ladrón cibernético que opera bajo esta modalidad es conocido como phisher y lo que hace es, a través de una comunicación electrónica aparentemente oficial, principalmente correo electrónico, pretender ser una empresa u organización de confianza para que así el incauto usuario entregue sin ningún reparo toda su información financiera confidencial.

¿Cómo prevenir el phishing?

  • Es preferible dudar de todos los correos electrónicos que te lleguen a que por confiar demasiado termines entregando tu información financiera a los delincuentes; las entidades financieras nunca solicitan datos confidenciales través de correos electrónicos, además, hay dos puntos inequívocos que si los encuentras puedes estar muy seguro de que se trata de Phishing:
    • Usan el nombre, logotipo y entorno web idéntico al de la empresa que intentan suplantar.
    • Utilizan ganchos o señuelos para que entregues tu información, sean recompensas, ofreciéndote premios o compensaciones o consecuencias negativas como la pérdida total de tu cuenta y/o dinero.
  • No ingreses a tu banco o entidad financiera a través de enlaces que lleguen vía correo electrónico, siempre teclea la dirección en la barra de búsqueda de la página web, así evitarás que a través de enlaces fraudulentos te conduzcan a páginas donde puedan extraer la información que requieren para sus delitos.
  • Acostúmbrate a revisar regularmente tus cuentas bancarias, si estás al tanto de los movimientos de tu cuenta será más fácil y rápido reaccionar y reportar cualquier irregularidad.
  • Existen antivirus que logran detectar este tipo de correos en tu navegador, mantenlos actualizados al igual que tu software y el navegador de tu preferencia, dichas actualizaciones por lo general incluyen mejoras en la seguridad.

¿Qué es el vishing?

El vishing conserva la misma estructura del phishing, donde mediante la suplantación de la identidad de una entidad, generalmente financiera y de confianza para el usuario, sustraen información financiera para sus objetivos ilícitos.

La gran diferencia con el phishing se encuentra en que este por lo general se da a través de interacción mediada por pantallas, es decir, a través de mensajes de texto o correo electrónico, siendo este último el más común, mientras que en el vishing el común denominador son las llamadas de voz. 

¿Cómo prevenir el vishing?

  • Nunca, bajo ninguna circunstancia entregues datos personales o financieros en una llamada telefónica, realmente las entidades bancarias nunca los solicitan, si es algo de tu interés cuelga la llamada y comunícate tú con tu banco para verificar y continuar con el trámite/solicitud para la que te llamaron.
  • Al momento de llamar a las entidades financieras hazlo a los números telefónicos oficiales, no a los que te lleguen por medio terceros, mensajes de texto, correos electrónicos, etc.
  • En caso de recibir llamadas sospechosas reportalo a tu entidad financiera, tanto el caso como el número de teléfono del que recibiste la comunicación, esto contribuye a detectar números sospechosos de posibles fraudes.
  • Los datos que no debes revelar, por ningún medio a terceros son: claves de ningún tipo como PIN, contraseñas, nombres completos, número de cédula, estos dos últimos se supone que los deben tener en tu entidad financiera así que es sospechoso que te los pidan.
  • No solo no reveles dicha información a viva voz, tampoco la digites en el teclado de tu teléfono cuando un tercero te lo solicite, recuerda que esta es una nueva modalidad donde mediante la identificación de los tonos de cada número extraen tus claves para cometer sus delitos.

¿Qué es smishing?

El término smishing viene entonces de combinar las palabras phishing y SMS, que son los mensajes cortos de texto (Short Message Service) con los que cuentan todos los smartphones. Los delincuentes utilizan prácticamente las mismas tácticas del phishing, pero a través de mensajes de texto.

Uno de los grandes peligros de este tipo de fraude es que es el menos conocido de los tres, y las personas no perciben los mensajes de texto SMS como potencialmente fraudulentos y por lo tanto tienden a confiar en estos.

¿Cómo prevenir el smishing?

  • Por lo general te van a pedir que actúes inmediatamente, informándote de promociones con conteos regresivos de hasta 72 horas, las campañas de marketing reales que usan este tipo de estrategias nunca te pedirán datos financieros o personales, contraseñas, etc.
  • No entregues información confidencial como números de cuenta o cambios de contraseña, un banco o entidad financiera real nunca te pedirá realizar estos procesos por SMS.
  • Procura almacenar la menor cantidad posible de datos financieros en tu smartphone, así tendrán menos información susceptible de acceder.
  • Ante cualquier sospecha siempre reporta a tu entidad financiera.

Recuerda también que con las múltiples soluciones de pago seguro de Pagadito, todas avaladas por nuestras certificaciones nacionales e internacionales de seguridad dentro de las que figura la PCI DSS, tu dinero y datos financieros estarán en las mejores manos.

¡Afíliate ahora por solo $1!, para que puedas vender en línea y cobrar con los canales online más seguros que podrás encontrar donde podrás recibir tarjetas Visa y Mastercard así como pagos con Bitcoin y criptomonedas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s