Una forma ágil de pagar impuestos en El Salvador


Desde cualquier lugar y en cualquier momento, el cumplimiento de las obligaciones tributarias en El Salvador es una operación rápida, fácil y segura. El Ministerio de Hacienda ha puesto a disposición el pago en línea a través de Pagadito, la primera plataforma financiera no bancaria que permite utilizar tarjetas de crédito y débito para cancelar IVA, declaración de renta, aranceles y otros impuestos.

Empresas y personas naturales solo tienen que entrar al portal web del Ministerio y realizar una sencilla operación de cinco clics, evitando largas filas y realizando sus transacciones con los más altos estándares de seguridad, que garantizan la protección de sus datos.

El servicio de pago en línea está disponible para la Dirección General de Aduanas (DGA) y la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) y puede efectuarse con tarjetas de crédito o débito VISA, MasterCard y American Express, de cualquier banco emisor del mundo, las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

A pesar de que esta operación representa un pequeño costo adicional al usuario, al analizar a detalle, por el contrario, le permite ahorrar recursos al evitar tiempo perdido, depreciación de vehículo y pago de estacionamiento, entre otros, así como disminuir el estrés.

“La nueva alternativa de pago no solo trae grandes beneficios para los ciudadanos, sino que promueve la modernización de las entidades del Estado y la cultura de Gobierno abierto”, destacó Marco Guirola, presidente de The Pagadito Group.  “Nos sentimos orgullos de impulsar la innovación y la participación ciudadana y esperamos que esta experiencia se replique con otras instituciones, en este y otros países de la región”, agregó.

En El Salvador, otra entidad de Gobierno que utiliza Pagadito para la recepción de pagos es el Centro Nacional de Registros.

Galardonada con el Primer Lugar en Innovación Financiera de la Región Centroamericana (CORECTIC 2015) y el Primer Lugar en Innovación Exportadora en El Salvador (COEXPORT 2014-2015), Pagadito es una plataforma regional que permite, de manera rápida y segura, recibir y hacer pagos en línea desde más de 40 países, así como transferir y retirar dinero en cuentas bancarias en los nueve países en los que opera (Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Costa Rica, Panamá, República Dominicana, Estados Unidos y Puerto Rico).

De instrumentales a trascendentales

Pagos en línea

Ser Chief Information Officer (CIO) no es tarea sencilla, pero encima de todo, no es una posición que reciba el respeto que merece. Según una investigación realizada por el College Of Engineering de la Universidad Estatal de Ohio, 61% de los CIO de las 2 mil empresas más grandes del mundo, son percibidos como “introyectivos, obstruyentes, lentos, costosos y poco innovadores”, una serie de calificativos injustos, obtenidos a partir de percepciones y no de realidades.

Las personas se dan cuenta de la necesidad de un profesional de IT cuando tienen problemas de hardware o software. Tal parece que solo existen para responder a las necesidades de los sistemas de comunicación internos de una compañía. A menudo son víctimas de un estereotipo que a inicios de la década de los dos mil fue remarcado con un artículo en el Harvard Business Review llamado “La IT no es importante” (IT doesn’t matter).

Muy pocas veces se entiende la trascendencia y las posibilidades de las Tecnologías de la Información. El público en general, y por ende la amplia mayoría de los organigramas, ven las herramientas tecnológicas como algo de carácter operativo y estático. Nadie se pone a pensar que en las últimas cuatro décadas, son profesionales tecnológicos los que más han influenciado el mundo con empresas como Apple, Microsoft, Google y Facebook, por solo mencionar algunas.  Por eso, su momento es ahora más que nunca.

“Delete” a la zona de confort

Las zonas de confort nos atrapan sin darnos cuenta. Nos adormece la demanda diaria por solucionar pequeños problemas que, al sumarse, se convierten en un lastre que pone a prueba nuestra capacidad de no olvidar quienes somos y cuáles son nuestras capacidades.

Los profesionales de IT son personas apasionadas y permanentemente emocionados por lo que el futuro depara. Saben cómo funciona y de qué manera se sostiene todo lo que el mundo considera esencial. Eso significa, que como pocos, son capaces de visualizar nuevas posibilidades de integraciones no solo hacia adentro de las organizaciones, sino hacia afuera, como por ejemplo, encontrando la mejor manera de potencializar las ventas mediante de una plataforma de pagos en línea óptima.

La puerta que abre el avance incontenible de la tecnología es cada vez más amplia y los profesionales de IT serán cada vez más esenciales para las organizaciones. Entonces, por qué sigue la mayoría relegada a posiciones fácticas que no son de primer orden. La respuesta es una palabra: iniciativa. Urge tomar el control de la situación.

Una forma de provocar cambios trascendentales en su compañía, desde ya, es a través de propuestas innovadoras, como proyectos de comercio electrónico que permitan bajar costos, multiplicar canales de venta, atraer nuevos clientes y segmentar mejor los mercados.

El mundo de hoy está interconectado para vender y crear. A corto plazo, internet será una plataforma desde la cual se podrá, incluso, fabricar productos. Ustedes, gerentes de tecnología, conocen mejor que cualquiera esas posibilidades.

El comercio electrónico o ventas online representan esa oportunidad para demostrar que ustedes son capaces no solo de hacer crecer exponencialmente una empresa, sino de transformarla radicalmente y por qué no, de crear una compañía completamente nueva.

Grandes retos de la seguridad de la información

Juan José Rodríguez | Jefe de Seguridad | The Pagadito Group

Juan José Rodríguez | Jefe de Seguridad | The Pagadito Group

¿Bienvenido 2017? No se necesitaron muchos días para confirmar lo que los expertos en seguridad habían vaticinado: este año estará lleno de desafíos para las empresas.

Las predicciones se están cumpliendo. Las infecciones de ransomware y ataques de phishing cada vez son mayores, se han descubierto botnets más poderosos y capaces de generar ataques más destructivos; cada día se conectan más dispositivos vulnerables a Internet (IoT) y los incidentes de seguridad siguen creciendo.

Ante este panorama y después de muchos años enfrentando los mismos problemas y repitiendo los mismos errores, cada vez más empresas están comprendiendo que la seguridad de la información no es un producto que se adquiere o un proyecto que se ejecuta ocasionalmente. Por el contrario, es un proceso dinámico que debe integrarse en todas las actividades cotidianas de la estructura empresarial.

Ese proceso en sí mismo conlleva grandes retos. El principal es la falta de compromiso. Sin el apoyo de todas las áreas, en especial de la dirección de la empresa, es imposible implementar procesos y medidas que protejan la información apropiadamente. El error más común es esperar a que ocurra un incidente para asignar la atención adecuada a la seguridad de la información.

El siguiente en la lista es el desconocimiento. Pensar que la seguridad es un problema solo tecnológico o que un antivirus y un firewall son suficientes, evidencia la falta de formación al interior de la empresa en temas relacionados y la falta de conciencia de la magnitud potencial de los incidentes que ocurran.

Otro gran reto es la falta de recursos. Aún se encuentran empresas que no destinan los recursos financieros necesarios para la implementación de controles de seguridad, y la gran mayoría solo ejecuta soluciones básicas como software antivirus. También es común que no se asigne el recurso humano y el tiempo necesario a las actividades de seguridad.

Finalmente uno de los grandes desafíos es la gestión. Aunque muchas empresas cuentan con políticas o procedimientos definidos para asegurar su información, no implementan las respectivas prácticas de gestión. Esto hace que sus esfuerzos por protegerse, aunque no estén errados, exijan optimizarse y adaptarse bastante.

Superar estos desafíos requiere esfuerzo, organización y definición. Requiere educar y concientizar al personal, asignar presupuestos y sobre todo, involucrar a todos los niveles de la organización.

Afortunadamente, en Latinoamérica, se observa desde hace algunos años una lenta pero constante mejora en el nivel de compromiso de las empresas con la seguridad de la información. Asimismo, un porcentaje siempre en crecimiento, realiza actividades de educación y concientización de sus colaboradores, y los recursos que se asignan a las áreas y actividades de seguridad siguen en aumento.

El segmento empresarial que más debe mejorar es el de las PYMES. Alrededor de un 15% de las PYMES no aplican ningún tipo de gestión de seguridad de su información y en la mayoría de los casos solo se aplican políticas escritas de seguridad.

Es necesario tomar conciencia de que los ataques externos seguirán siendo cada vez más frecuentes y quizás más complejos. Más que reaccionar ante ellos, lo fundamental es estar preparados y fortalecidos como empresas, analizando las lecciones aprendidas y anticipándonos a los problemas.

¿Quién es el gran perdedor? (Opinión)

Por Marco Guirola, Presidente de The Pagadito Group

Por Marco Guirola, Presidente de The Pagadito Group

Hay que competir para ganar. Sin embargo, para perder, ni siquiera es necesario entrar al campo de juego. Basta con quedarse en las graderías viendo como otros corren para anotar o, lo que es peor, quedarse en casa sin interesarse en lo que ocurre allá afuera.

Estas premisas son válidas tanto en la cancha como en los negocios. Tanto si estás acomodado en las mieles del éxito y piensas que has innovado lo suficiente como si estás preocupado por la desaceleración de las ventas en los últimos años, puede ser que estés perdiendo más de lo que crees.

Mientras el comercio electrónico es la única industria multimillonaria que crece a un paso porcentual de dos dígitos por año, tu compañía sigue usando internet solo para compartir y recibir información.

El Global B2C E-commerce Report 2016, emitido por Ecommerce Foundation, reveló que el comercio electrónico ya representa el 7% de las ventas totales de retail en todo el mundo. Según este informe, en 2015 más de 1.4 billones de personas compraron bienes y servicios por internet al menos una vez, gastando en total $2,272.7 billones. Se estima que este monto creció 17.5% en 2016.

Lamentablemente, América Latina sigue siendo uno de los mercados más pequeños para el comercio electrónico, solo por encima del Medio Oriente, y con una porción del 1.4% del total de ventas. Pese a ello, el potencial en la región es evidente, pues el mercado creció 28%, de 2014 a 2015. Y no solo las transacciones de compra y venta al consumidor están aumentando, sino también las transacciones entre negocios.

Durante una conferencia magistral que impartí a 150 gerentes de Centroamérica, confirmé que este potencial se está desperdiciando en nuestros países. Si bien todos los gerentes reconocieron que era indispensable integrar el comercio electrónico al planeamiento estratégico de su empresa, solo 3 de ellos habían implementado proyectos relacionados en el último año.

Aunque hay grandes avances en Costa Rica, Centroamérica en general se está quedando atrás. Las razones están relacionadas con aspectos de la cultura empresarial, la desconfianza a la seguridad cibernética y la poca disponibilidad de soluciones de pago en línea confiables y eficientes.

Nuestra experiencia en The Pagadito Group, compañía que cuenta con soluciones de pago en línea ágiles y seguras, nos ha mostrado que todavía hay una abrumadora cantidad de gerentes que siguen tomando decisiones bajo la lógica tradicional, y que posiblemente para que esta lógica evolucione al comercio en línea se requiera un relevo generacional para innovar.

Asimismo, muchos de los gerentes tradicionales no están dispuestos a destinar presupuesto a la generación de proyectos de comercio electrónico ni a las estrategias publicitarias que deben acompañarlos.

Del lado de los consumidores, aunque todavía existe cierta desconfianza en el uso de tarjetas de crédito y débito online, la adopción de esa modalidad de pago está creciendo y por ende la demanda de servicios más eficientes. Esta demanda creciente se ve estimulada también por el rechazo a las largas filas de espera y a las incomodidades de la compra en vitrina, así como el denso tráfico de las ciudades y la falta de parqueo.

Compañías que van a la vanguardia ya están ofreciendo comprar productos de primera necesidad como alimentos y medicamentos o hacer sus pagos en línea. Pero estas aún son muy pocas.

Todos sabemos que cuando hay menos jugadores hay mayores posibilidades de ganar. Quien decida subirse hoy a la ola del comercio electrónico en la región eliminará fronteras y hará negocios 24/7, modernizándose y compitiendo con los grandes, aumentando sus ingresos y generando nuevos negocios. Claramente, estará adelante en la curva de aprendizaje. Quien no lo haga, seguirá orgulloso con sus estrategias de hace 20 años, saboreando glorias que están condenadas a ser desplazadas, tarde o temprano, por ideas innovadoras. Este último es y será, sin duda, el gran perdedor.

Ventas B2C, un interesante segmento en crecimiento

Las baldosas, la grifería, el césped artificial, las cenefas y los radiadores eléctricos son detalles que las personas ya no quieren dejar a elección del constructor o decorador, sino que elegir por sí mismas. Hacer de su casa un espacio ideal se ha convertido en toda una indulgencia. De allí el boom de las grandes ferreterías.

El crecimiento del segmento Business to Costumer (B2C) es incluso más acelerado que el Business to Busines (B2B) en la industria de la construcción. Esto se evidencia aún más en las ventas de nuevos negocios que, prescindiendo de enormes inversiones para montar una tienda en físico, han hecho del e-commerce la herramienta ideal para llevar los suministros directamente de los fabricantes o distribuidores a las casas.

Un gran ejemplo es www.materialesdefabrica.com, una de las tiendas online de materiales de construcción que está marcando tendencia en España, vendiendo los productos directamente del fabricante a profesionales del sector y particulares, sin pasar por intermediarios.

Su fundador, Jaume Riutord, dijo al sitio de noticias e-commerce news que el mercado de  particulares que prefieren elegir sus productos on line está creciendo a un ritmo mayor que el de los mismos profesionales de la construcción. Las razones se atribuyen al aumento del volumen de la información a través de videos y tutoriales y a los precios altamente competitivos que pueden ofrecer las tiendas en línea frente a las tiendas físicas.

En los últimos tres años, el número de visitas a las tiendas de materiales en línea ha crecido en 80% en España. Riutord detalló que más que el volumen de las compras, está creciendo la frecuencia de estas. Asimismo, el número de mujeres compradoras del segmento B2C está aumentando a un ritmo más acelerado que el de hombres.

“Las ventas de materiales y accesorios por internet seguirán aumentando. Surgirán comercios que brindarán nuevas opciones y los usuarios tienen cada vez más confianza en el comercio electrónico, aún en un sector tan tradicional como el de la construcción”, explica Marco Guirola, presidente de The Pagadito Group, que ofrece soluciones completas de comercio electrónico en la región.

Guirola destaca que, por ello, grandes ferreterías internacionales como Home Depot están apuntando a canales de venta online que complementen sus canales tradicionales. “Es el momento de subirse a la ola y aprovechar la oportunidad de crecimiento de ventas directas al consumidor a través de internet”, sentencia.

Innovación: cobrar y pagar por correo electrónico

Pagadito, la pasarela de pago desarrollada por The Pagadito Group, ha lanzado una nueva modalidad de cobro a través de la herramienta tecnológica más sencilla y más utilizada en las organizaciones: el correo electrónico.

Las compañías regionales y los profesionales independientes tienen la oportunidad de transformar el e-mail de una vía de intercambio de información a una poderosa herramienta para ejecutar transacciones financieras online.

Para poder obtener esta alternativa y facilidad de pagos no necesitan hacer desarrollos en sistemas o integrarse informáticamente al sistema de pagos en línea de Pagadito. Todo lo que tienen que hacer es un registro y entrega de documentos que respalden la legitimidad del comercio.

El proceso para utilizar esta innovación es sumamente sencillo. A través de su cuenta Pagadito, el encargado de cobros online envía un formulario con los detalles al usuario pagador. Este recibe un correo electrónico con la información y hace click en “pagar ahora”.  Ingresa sus datos y envía el pago. En el mismo momento, el comercio y el usuario reciben la notificación del pago completado.

La nueva modalidad de cobros por e-mail (correo electrónico) es idónea para profesionales e industrias que trabajan en base a cotizaciones o precios variantes de un mismo producto o servicio y no a tarifas estandarizadas, en otras palabras, es ideal para muchas actividades relacionadas a la construcción. Esto, debido a permite configurar el concepto, el precio y la cantidad a cobrar, al tiempo que ofrece la posibilidad de hacer cobros programados y enviar un mismo cobro a una base de datos.

E-Commerce, ¿para qué?

El comercio electrónico se perfila como un canal de desarrollo de negocios y productividad muy atractivo. Vender y comprar bienes y servicios online se ha convertido en una práctica cotidiana.

Sin embargo, en negocios donde la interacción física con el cliente sigue siendo fuerte, existe cierta reserva a probar algo nuevo. Por eso, la construcción ha migrado a esta modalidad a una velocidad distinta de la de otros rubros económicos. En 2015, según Harvard Business Review, ocupaba el último puesto entre las 20 industrias que estaban viviendo transformaciones en razón de la tecnología.

E-Market Services (España) destaca que la escasa adopción del comercio electrónico en esta industria se debe, entre otros motivos, al enfoque comercial de las principales empresas, la heterogeneidad de los productos y la presencia elevada de PYMES en el sector.  Más del 50% de empresas consultadas adujo que la principal barrera para no usar el comercio electrónico era su tamaño y la consiguiente falta de recursos, mientras que 38% consideraba que la tecnología era muy compleja.

Pese a esto, en países desarrollados como Alemania, Francia y Estados Unidos, e incluso en algunos países en vías de desarrollo, como Bolivia, las empresas que van a la vanguardia ya están descubriendo los enormes beneficios del e-commerce. Modalidades que están ganando terreno son la venta de materiales e insumos, consultorías, accesorios, y hasta diseños y planos on line.

Un proveedor se puede enfocar en mejorar la capacidad de su oficina o bodega de almacenamiento y olvidarse de tener una sala de ventas física, con el consiguiente ahorro de costos y la posibilidad de ofrecer mejores precios.

A través de una buena página web o de una App, se puede lograr que las órdenes salgan directamente de esa oficina o bodega al sitio de construcción o al cliente. Estos sistemas requieren que para dar de alta a un perfil se introduzcan datos de pago, lo cual agiliza las transacciones. Y como se sabe, el tiempo es dinero.

Empresas como The Pagadito Group, cuentan con plataformas de pago en línea y de comercio electrónico con sólidas certificaciones de seguridad, que permiten hacer este tipo de gestiones de venta.

En el sentido de la eficiencia, el manejar inventarios, entregas y logística con una mayor precisión y agilidad brinda una capacidad de manejo financiero más exacta, lo que posibilita a los constructores optimizar ofertas económicas en procesos licitatorios.

Un inventario en línea con precios actualizados, es igualmente beneficioso para quienes elaboran presupuestos de pequeña y gran envergadura, pues en vez de la tradicional verificación telefónica o in-situ, basta una computadora y una calculadora para realizar un mejor calce de precios y oferta.

Proyectos de e-commerce igualmente innovadores se están generando para el intercambio de evaluaciones técnicas; pujas a través de subastas; contratación, coordinación y pago de honorarios de profesionales; pago online de reservas y cuotas de condominios.

Las empresas que decidan tomar este camino en la región, seguramente se colocarán como pioneras en el sector. Así que la pregunta correcta ante la posibilidad de implementar un proyecto de e-commerce en esta industria no es ¿para qué?, sino, definitivamente, ¿Por qué no?