Una forma ágil de pagar impuestos en El Salvador


Desde cualquier lugar y en cualquier momento, el cumplimiento de las obligaciones tributarias en El Salvador es una operación rápida, fácil y segura. El Ministerio de Hacienda ha puesto a disposición el pago en línea a través de Pagadito, la primera plataforma financiera no bancaria que permite utilizar tarjetas de crédito y débito para cancelar IVA, declaración de renta, aranceles y otros impuestos.

Empresas y personas naturales solo tienen que entrar al portal web del Ministerio y realizar una sencilla operación de cinco clics, evitando largas filas y realizando sus transacciones con los más altos estándares de seguridad, que garantizan la protección de sus datos.

El servicio de pago en línea está disponible para la Dirección General de Aduanas (DGA) y la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) y puede efectuarse con tarjetas de crédito o débito VISA, MasterCard y American Express, de cualquier banco emisor del mundo, las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

A pesar de que esta operación representa un pequeño costo adicional al usuario, al analizar a detalle, por el contrario, le permite ahorrar recursos al evitar tiempo perdido, depreciación de vehículo y pago de estacionamiento, entre otros, así como disminuir el estrés.

“La nueva alternativa de pago no solo trae grandes beneficios para los ciudadanos, sino que promueve la modernización de las entidades del Estado y la cultura de Gobierno abierto”, destacó Marco Guirola, presidente de The Pagadito Group.  “Nos sentimos orgullos de impulsar la innovación y la participación ciudadana y esperamos que esta experiencia se replique con otras instituciones, en este y otros países de la región”, agregó.

En El Salvador, otra entidad de Gobierno que utiliza Pagadito para la recepción de pagos es el Centro Nacional de Registros.

Galardonada con el Primer Lugar en Innovación Financiera de la Región Centroamericana (CORECTIC 2015) y el Primer Lugar en Innovación Exportadora en El Salvador (COEXPORT 2014-2015), Pagadito es una plataforma regional que permite, de manera rápida y segura, recibir y hacer pagos en línea desde más de 40 países, así como transferir y retirar dinero en cuentas bancarias en los nueve países en los que opera (Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Costa Rica, Panamá, República Dominicana, Estados Unidos y Puerto Rico).

E-Commerce, ¿para qué?

El comercio electrónico se perfila como un canal de desarrollo de negocios y productividad muy atractivo. Vender y comprar bienes y servicios online se ha convertido en una práctica cotidiana.

Sin embargo, en negocios donde la interacción física con el cliente sigue siendo fuerte, existe cierta reserva a probar algo nuevo. Por eso, la construcción ha migrado a esta modalidad a una velocidad distinta de la de otros rubros económicos. En 2015, según Harvard Business Review, ocupaba el último puesto entre las 20 industrias que estaban viviendo transformaciones en razón de la tecnología.

E-Market Services (España) destaca que la escasa adopción del comercio electrónico en esta industria se debe, entre otros motivos, al enfoque comercial de las principales empresas, la heterogeneidad de los productos y la presencia elevada de PYMES en el sector.  Más del 50% de empresas consultadas adujo que la principal barrera para no usar el comercio electrónico era su tamaño y la consiguiente falta de recursos, mientras que 38% consideraba que la tecnología era muy compleja.

Pese a esto, en países desarrollados como Alemania, Francia y Estados Unidos, e incluso en algunos países en vías de desarrollo, como Bolivia, las empresas que van a la vanguardia ya están descubriendo los enormes beneficios del e-commerce. Modalidades que están ganando terreno son la venta de materiales e insumos, consultorías, accesorios, y hasta diseños y planos on line.

Un proveedor se puede enfocar en mejorar la capacidad de su oficina o bodega de almacenamiento y olvidarse de tener una sala de ventas física, con el consiguiente ahorro de costos y la posibilidad de ofrecer mejores precios.

A través de una buena página web o de una App, se puede lograr que las órdenes salgan directamente de esa oficina o bodega al sitio de construcción o al cliente. Estos sistemas requieren que para dar de alta a un perfil se introduzcan datos de pago, lo cual agiliza las transacciones. Y como se sabe, el tiempo es dinero.

Empresas como The Pagadito Group, cuentan con plataformas de pago en línea y de comercio electrónico con sólidas certificaciones de seguridad, que permiten hacer este tipo de gestiones de venta.

En el sentido de la eficiencia, el manejar inventarios, entregas y logística con una mayor precisión y agilidad brinda una capacidad de manejo financiero más exacta, lo que posibilita a los constructores optimizar ofertas económicas en procesos licitatorios.

Un inventario en línea con precios actualizados, es igualmente beneficioso para quienes elaboran presupuestos de pequeña y gran envergadura, pues en vez de la tradicional verificación telefónica o in-situ, basta una computadora y una calculadora para realizar un mejor calce de precios y oferta.

Proyectos de e-commerce igualmente innovadores se están generando para el intercambio de evaluaciones técnicas; pujas a través de subastas; contratación, coordinación y pago de honorarios de profesionales; pago online de reservas y cuotas de condominios.

Las empresas que decidan tomar este camino en la región, seguramente se colocarán como pioneras en el sector. Así que la pregunta correcta ante la posibilidad de implementar un proyecto de e-commerce en esta industria no es ¿para qué?, sino, definitivamente, ¿Por qué no?