Tips para no perder la productividad trabajando desde casa

Cuando, aproximadamente, en la década de los años 90, el Internet comenzó a permear varias actividades humanas cotidianas, nunca nos hubiéramos podido imaginar que transformaría el mundo como lo ha hecho hasta nuestros días. Las redes sociales, el ecommerce, el fintech, entre otras áreas,  han tenido una evolución sin precedentes en la forma en que nos relacionamos hoy en día con el mundo, la sociedad y el comercio.

En Pagadito hemos procurado estar siempre a la vanguardia de los diferentes cambios que la tecnología y el Internet proponen para mejorar u optimizar nuestras actividades humanas, específicamente las financieras, por eso nuestras soluciones de pago en línea, no solo son las más eficientes sino las más seguras con las que podrás cobrar por tus productos o servicios online, dicho sea de paso, aceptando tarjetas Visa y Mastercard y hasta pagos con Bitcoin y criptomonedas.

Dicho lo anterior queremos darles algunos tips para que, aprovechando el desarrollo tecnológico que ha permitido que hoy en día podamos trabajar y operar nuestros negocios en línea desde la comodidad de nuestros hogares, esto no implique una pérdida o disminución de la productividad como lastimosamente les sucede a algunos.

Las ventajas de trabajar desde casa son numerosas, somos expertos en ellas ya que nuestras soluciones de pago seguro en línea están diseñadas para que puedas cobrar online de manera segura desde donde sea que te encuentres, sin embargo, no podríamos negar que muchas personas, pese a todas sus ventajas, les puede representar una disminución en la productividad, esto principalmente se da por que en casa podemos encontrarnos con diversos distractores. Para que no te pase, toma nota atentamente de los siguientes tips que tenemos para ti en Pagadito:

Organiza tu espacio: Una de las grandes ventajas de los negocios que operan a través del Internet es que su ejecución puede llevarse casi que desde cualquier parte del mundo, pero a la hora de mantenerse productivo no es algo que se deba tomar tan a la ligera. Si bien puedes variar tu lugar de trabajo, irte a tu coffee shop favorito, una biblioteca o desde la playa, debes tener un santuario para concentrarte. Esto no debe implicar, necesariamente, una inversión o adecuaciones costosas, con que tomes un pequeño lugar de tu casa y lo conviertas en una pequeña oficina, con elementos que te brinden paz, la foto de tus seres queridos, tu planta favorita, etc., será suficiente para que cuando necesites ser más productivo te refugies y hagas fluir tus ideas. 

Planificar y priorizar: Es de lo más importante. A veces tenemos tantas ideas y tantas tareas en la cabeza que nos sentimos abrumados y terminamos no ejecutando, o ejecutando mal, cada una de ellas. Por eso es muy importante tener una planificación adecuada de las tareas pendientes, pero además que estén debidamente priorizadas. Existen aplicaciones que pueden ayudarte, pero incluso puedes hacerlo de una manera tan rudimentaria como usar papel y lápiz y seguirá surtiendo el mismo efecto que si lo haces con un software de última tecnología. La recomendación es hacer una lista de las tareas pendientes para la semana y ubicarlas, según su grado de importancia, por días. Con esto la ejecución será más sencilla y ordenada.

Dedicación horaria: Otra de las ventajas de trabajar desde casa es que tu mismo decides en qué horarios vas a manejar tus actividades y ajustarlos según tus necesidades, personales, familiares, las horas en las que te sientas más productivo o la demanda que vayan generando los clientes. Sin embargo, puede resultar un factor en contra no asegurarse de no sobrecargarse de tareas en el día a día. Establece, y respeta, horarios para ejecutar tus pendientes, y descansa lo suficiente para que puedas mantener la energía recargada. Al contrario de lo que se puede pensar, tener horarios limitados y tiempos de descanso adecuados afectan de manera muy positiva la productividad. Ahora bien, si aunque trabajes desde casa debes cumplir un horario de conexión asegúrate de despertarte tan temprano como si tuvieras que tomar el autobús o conducir hasta tu oficina, esto hará que tu cuerpo se prepare adecuadamente y a la hora de empezar a realizar tus actividades laborales haya un buen pico de productividad.

Disciplina y motivación: La una sin la otra tarde que temprano termina quedándose cortas a la hora de mantenernos productivos. Podemos estar muy motivados, pero si no nos educamos con la disciplina que requiere realizar las tareas de nuestro trabajo, remoto o no, es más probable que en algún momento fallemos, así mismo, ser muy disciplinados, pero no mantener la motivación a flote, repitiéndonos todos los días las razones que nos hacen soñar con el crecimiento de nuestro negocio, nos puede llevar a soltar el timón en algún momento.

Recuerda que con las soluciones multicanal de pago seguro en línea de Pagadito no tendrás porque preocuparte por tus cobros ya que puedes hacerlo desde donde te encuentres. Pon en práctica estos tips y aumenta tu productividad y la de tu negocio cobrando en línea de manera segura.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s